Logo nuevo

Suplementos deportivos: ¿Realmente necesarios o forman parte del “postureo fitness”?

Podría parecer que ponerse en forma está de moda , con especial predilección por el running y el fitness, me da la impresión que entendidos como medios para conseguir mejoras estéticas simplemente. Los pocos adeptos a llevar a la práctica “esta moda”, hacen buena prensa de sus avances, entrenamientos (digo pocos porque siempre me lo parecen, todo el mundo debería practicar algún deporte además de aumentar la actividad física diaria), su dieta, suplementos, sus trucos para mejorar, y como el ser humano siempre ha buscado a lo largo de la historia del deporte la forma de conseguir mejores resultados con menos esfuerzo, todo deportista, sea del nivel que sea, intenta encontrar esas sustancias, “fórmulas mágicas” que le ayuden en sus entrenamientos y a alcanzar objetivos, sean estéticos o competitivos. Aquí entra en juego el mundo de la suplementación deportiva, y es donde el marketing juega sus mejores cartas.

Pero, ¿es realmente necesaria la suplementación deportiva, o forma parte de ese “postureo fitness” que tanto se lleva?

A pesar de lo que todos esperáis leer, no existe una respuesta corta a esa pregunta. Empezaré dejando claro que ningún suplemento es necesario para llevar un estilo de vida saludable ni cubrir los requerimientos de una persona sana que realice ejercicio físico moderado o intenso. En este último caso, y sobre todo si quieres mejorar tu rendimiento, lo ideal sería acudir a un Dietista-Nutricionista especializado en nutrición deportiva con conocimientos adecuados en este grupo de población, ya que las necesidades no son iguales que las de una persona sedentaria.

Un deportista puede conseguir buenos resultados siguiendo las indicaciones de los especialistas en entrenamiento, nutrición, medicina y psicología deportiva, fisioterapia, entre otros.

Ahora bien, los suplementos deportivos nutricionales facilitarán a muchos individuos esta tarea, ayudando a mejorar el rendimiento, condición física, recuperación y, en algunos casos, a conseguir que la dieta sea más llevadera.

¿Qué es exactamente un suplemento deportivo? Son un tipo de ayuda ergogénica nutricional.

¿Y qué es una ayuda ergogénica?

El término “ayuda ergogénica” se aplica a todo procedimiento realizado con el objetivo de aumentar la capacidad de trabajo y el rendimiento deportivo.

Pueden presentarse en diversos formatos, entre los que se encuentran las cápsulas, pastillas, tabletas masticables, polvo, ampollas de líquido, etc.Las ayudas ergogénicas pueden clasificarse de la siguiente manera:

  • Mecánicas: todos los avances que existen en el equipamiento para los deportistas serían un ejemplo de procedimientos para mejorar el rendimiento.
  • Psicológicas: se consideran todas las técnicas para inducir relajación o mayor concentración con el objetivo de manejar el estrés y la ansiedad.
  • Fisiológicas: estas técnicas están diseñadas para aumentar los procesos fisiológicos específicos importantes para la actividad (por ejemplo, el entrenamiento en la altura con el objetivo de estimular mayor producción de glóbulos rojos).
  • Nutricionales: dentro de esta se pueden incluir varios procedimientos que mejoran el rendimiento, como modificación de peso o composición corporal, manipulaciones alimentarias para mejorar el rendimiento (p.ej., sobrecarga de glucógeno), ingestión de altas dosis de nutrientes específicos.

En la práctica los deportistas se pueden encontrar con obstáculos para cubrir todos sus requerimientos (por trabajo, familia, ritmo de vida). Algunos suplementos resuelven estas dificultades prácticas del deportista o las posibles carencias.

Los suplementos se deben prescribir tras evaluar la imposibilidad de cubrir determinado nutriente de la forma habitual. Se debe aconsejar al deportista sobre el objetivo y el beneficio, como también acerca de la forma y el momento adecuado para su consumo.

Los suplementos deportivos son productos que ayudan a los deportistas a cubrir los requisitos y objetivos nutricionales:

  • Aportan los nutrientes que habitualmente se ingieren con los alimentos, en forma poco voluminosa
  • Aportan vitaminas y minerales, con el objetivo de prevenir o tratar una deficiencia diagnosticada previamente por un profesional
  • Permiten a los deportistas cubrir una necesidad nutricional específica para el entrenamiento o la competición
  • Eliminan los componentes que podrían causar intolerancias digestivas durante la competición, como la fibra y las grasas
  • La mayoría son fáciles de transportar y consumir
  • Contemplan el gusto y el apetito de los deportistas

En la mayoría de los países la industria de los suplementos deportivos no está regulada; el control y la supervisión legislativa son escasos, lo que hace que este mercado sea muy competitivo y económicamente rentable.

Legislativamente es la UE se incluyen junto a AEN en la Directiva marco 2009/39/CE La elaboración y venta de suplementos deportivos reúne una serie de características:

  • Un suplemento no puede presentarse como un alimento convencional.
  • Para vender un suplemento no es necesario demostrar su efectividad.
  • Los fabricantes y compañías que venden suplementos no necesitan demostrar seguridad del producto.
  • Los fabricantes de suplementos pueden insertar afirmaciones sobre salud en la etiqueta.
  • Los suplementos no deben fabricarse según cualquier estándar (aunque en la práctica esto no siempre se da).
  • Los suplementos pueden contener nutrientes esenciales, como vitaminas, minerales, aminoácidos, pero también otras sustancias no esenciales, como ginseng, cafeína, efedrina entre otras, por ello debemos estar atentos a sustancias que puedan dar positivo como dopping.

Estos productos varían entre los que están respaldados por importantes investigaciones y programas de educación nutricional, hasta los que carecen de respaldo serio pero que son igualmente publicitados y consumidos por la población vulnerable.

Los suplementos deportivos nunca mejorarán una mala dieta ni un mala planificación del entrenamiento, serán aún más inútiles en esos casos.

A no ser que el consumidor se haya informado a conciencia, consultando expertos y buscando estudios científicos que le garanticen la eficiencia de una sustancia, nunca tiene la certeza de que el suplemento nutricional es seguro o contiene lo que está indicado en la etiqueta, ni que realmente proporciona los beneficios señalados. Ni aun habiendo tenido tal conducta tiene esa certeza.

Todo esto conduce a que los deportistas están saturados de publicidad que exagera o inventa beneficios que no todos los suplementos tienen.

Los diferentes tipos de ayudas ergogénicas nutricionales pueden ir encaminados a la obtención de energía rápida durante una prueba física (este sería de los poco casos donde podría considerar positivo su uso) o durante el entrenamiento. Ayudas anabólicas usadas para favorecer el crecimiento muscular o anticatabólicas, para impedir degradación muscular. Vitaminas concretas y minerales y ácidos grasos esenciales, para cubrir requerimientos aumentados, sustnacias depresoras de la fatiga, como la cafeína entre otras.

Los suplementos deportivos nunca mejorarán una mala dieta ni un mala planificación del entrenamiento, serán aún más inútiles en esos casos.

¿PODRÍAN SER PERJUDICIALES PARA LA SALUD?

La mayor parte de los ingredientes que componen los suplementos se encuentran naturalmente en la comida o en organismo. La correcta suplementación alimentaria no ha mostrado efectos secundarios.

ALGUNOS INCONVENIENTES DE LA SUPLEMENTACIÓN DEPORTIVA

Expertos del Australian Institute of Sport evaluaron el uso de estos e identificaron inconvenientes como:

  • Estrategias que realmente mejoran el rendimiento se pasan por alto, a favor del uso de suplementos.
  • Los deportistas se ven arrastrados hacia nuevos suplementos con promociones exageradas.
  • El uso y abuso de ellos a menudo implica que productos valiosos no se usen para lograr sus máximos beneficios
  • El uso de suplementos no probados científicamente.
  • Riesgo de padecer efectos adversos.
  • Riesgo de resultados positivos inesperados en las pruebas antidopaje. Coste.
  • Pérdida de las verdaderas prioridades del deporte.

Concluyo pues, “necesarios” no es la palabra, pero si pueden ser de mucha ayuda incluidos siempre dentro de un plan dietético personalizado, al cual complementan.

No esperes milagros, si tu alimentación no es correcta, los beneficios de los suplementos son despreciables.

Para terminar, quiero recordar que el término “suplemento” significa justamente eso; nunca conseguirás con suplementos llenar el hueco de una mala alimentación o de la falta de entrenamiento. Estos dos aspectos, más el correcto descanso, representan casi el porcentaje total de tus resultados; pero con los suplementos adecuados puedes lograr algunos extras como cubrir pequeñas carencias originadas por nuestra vida actual.

Expresado de otra forma: si tu alimentación y entrenamiento no te están dando los resultados deseados, ningún suplemento te lo va a arreglar. Si tu dieta y entrenamiento están funcionando, la mejoría que aporten los suplementos va a ser marginal.

Así que yo diría: suplementos depende, solo tras evaluar si los necesitas, consumir los adecuados y en las dosis correctas.

En individuos que buscan bienestar físico y otro valores relacionados con el ejercicio, bajo mi punto de visto y mi concepción del deporte y la vida saludable animo a prescindir de ellos salvo excepciones en los que su uso esté justificado por significar una merma de la salud no emplearlos. La alimentación adecuada y todo el entorno de buenos hábitos que engloban nuestra vida diaria, harán que el ejercicio sume salud y no una merma en ella que queramos corregir con píldoras mágicas.

Artículo para Summit Paleo.

Podría interesarte...

Comer «pasta» de forma más saludable

Le ocurre casi como al pan, es de esos alimentos que gusta a todo el…
Flecha verde

¿Quieres contarme algo o contactar conmigo para una entrevista o colaboración?