Logo Paloma Quintana

Mi libro

El final de la pandemia

Quizá te estás preguntando, como yo, si estamos viviendo el final de la pandemia causada por la Covid-19, o si no hay final, y debemos acostumbrarnos a vivir de esta forma. A pesar de mi resiliencia, me afecta ese sentimiento que a veces me azota cuando soy consciente de que quizá algunas cosas no vuelvan a ser como antes.

somos seres sociales, y esta nueva forma de relacionarnos, no me parece quenos beneficie

Tengo la suerte de que estos 12 meses han sido para mí no sólo soportables, también muy fructíferos a nivel personal y laboral. He tenido calma, la mejor compañía, proyectos que me han ilusionado y el tiempo y el ánimo para culminarlos, como ha sido el caso de mi libro.

Pero dentro de mí queda el nudo de que no ha sido así para muchas personas, incluyendo mi familia, sintiendo de esta forma la magnitud del problema. A su vez, he sufrido la enfermedad y la muerte de familiares muy cercanos, que han acumulado en mi una serie de sentimientos aun sin terminar de procesar.

A título personal, empiezo a sentir en algunos momentos la tristeza que ha azotado a cada cual en momentos diferentes y me empiezo a preguntar si todo volverá a ser como antes, y cuándo realmente acabará esto.

Leí en relación a ello un interesante artículo en el @nytimes en mayo de 2020.

“Si no estamos preparados para luchar contra el miedo y la ignorancia de manera tan activa y reflexiva del modo en que luchamos contra cualquier otro virus, es posible que el miedo pueda causar un daño terrible a la gente vulnerable, incluso en lugares que nunca ven un solo caso de infección durante un brote. Y una epidemia de miedo puede tener consecuencias mucho peores cuando se complica por cuestiones de raza, privilegio e idioma”.

doctora Susan Murray, del Royal College of Surgeons en Dublín.

“Cuando las personas preguntan: ‘¿Cuándo se acabará esto?’, preguntan sobre el final social”.

dice Jeremy Greene, historiador de medicina en Johns Hopkins

Un final puede ocurrir no porque la enfermedad ha sido vencida sino porque las personas se cansan de estar en modo pánico y aprender a vivir con ella. , algo similar está ocurriendo con la COVID-19: “Como hemos visto en el debate sobre la apertura de la economía, muchas preguntas sobre lo que se llama el final están determinadas no por los datos médicos y de salud pública, sino por procesos sociopolíticos”. 

Allan Brandt, historiador de Harvard

Una posibilidad, dice el artículo del New York Times, es que la pandemia del coronavirus pueda terminar socialmente antes de que termine médicamente. Las personas pueden cansarse tanto de las restricciones y declarar que la pandemia terminó, aunque el virus continúe ardiendo entre la población y no se haya encontrado una vacuna o tratamiento efectivo (ten en cuenta que el artículo es de mayo de 2020).

Tengo la opinión de que esto será muy individual y a su vez, en cada país o región se vivirá de una forma, y hablo del final social de la pandemia. También considero que nos toca hacer un buen trabajo emocional y mental, para extraer lo bueno, eliminar los malos hábitos creados durante estos meses, sí, admito en este blog personal que me parecen malos hábitos el exceso de higiene, el abuso de material desechable y productos de limpieza, el aislamiento social, la merma de las libertades, la irresponsabilidad por otro lado, el sedentarismo, el quejarse y lamentarse (es una mala costumbre que se ha visto muy acrecentada), el no permitir jugar a los niños, y a los adultos, la falta de contacto, de tocarnos, abrazarnos y besarnos con quién sea, ha estado bien limitarlo, pero permitidme que os diga que, una vez pasado esto, me parecen malos hábitos.

Podría interesarte...

Por qué deberías dejar de tomar productos desnatados

En este artículo escrito para NovaLife, Antena 3, desmontamos algunos mitos en relación a los…
Flecha verde
¿ TE AYUDAMOS ?

¿Quieres contarme algo o contactar conmigo para una entrevista o colaboración?