Logo nuevo

Ayuno intermitente

Un ejemplo de ayuno 16/8 puede ser cenar a las 19-20 h y desayunar a las 12 pm
Ultimamente el termino ayuno intermitente se ha vuelto más común y muchas personas están poniéndolo en practica. ¿Te suena? ¿Te apetece implementarlo pero aún tienes miedos al respecto de esta práctica?

Sigue leyendo, te contamos sobre algunos de sus beneficios, y qué personas no son tan aptas para seguir este estilo de vida.

Nos centraremos en uno de los tipos de ayuno, por ser de los más estudiados y más prácticos. El ayuno intermitente 16/8, que es un modelo de alimentación que va por ciclos, implica abstenerse de comer 16 horas, antes de volver a comer durante 8 horas de forma regular. Por ejemplo, tu ultima comida puede terminar a las 20:00 pm rompiendo el ayuno al día siguiente a las 12:00 pm.

Pero quizá, la pregunta que te haces es, ¿que beneficio obtengo con este tipo de ayuno?

Las dietas del tipo «intermitentes», suelen ayudar a perder grasa sin tener que renunciar por completo a ciertas comidas o algunos alimentos calóricos, favoreciendo la quema de grasa por el simple hecho de restringir las calorías, además, con más posibilidades de inducir cetosis, en palabras sencillas, que el cuerpo utilice la grasa acumulada como combustible para el organismo.

Muchos estudios han demostrado que este tipo de protocolos conlleva beneficios para la salud, prolongando la longevidad, siendo una posible prevención de enfermedades como el cáncer, la diabetes, el asma, la artritis reumatoide, entre otras.

Tiene efecto antiinflamatorio, aumenta la resistencia al estrés y a la oxidación, que son mecanismos colaterales en muchas patologías, especialmente enfermedades crónicas y en el curso del envejecimiento.

¿Es el ayuno intermitente apto para todo el mundo? 

Lamentablemente no, las personas que padecen diabetes mellitus, mujeres embarazadas o en lactancia, personas con problemas de presión sanguínea, colesterol, cardiopatías, trastornos de la conducta alimentaria, como anorexia nerviosa o bulimia deben siempre consultar con su dietista-nutricionista antes iniciar de la nada tal cambio de horarios de comidas, ya que el riesgo para la salud es mayor que el posible beneficio. 

¿ Podré ingerir algún alimento además de agua?

Durante el periodo de ayuno, en teoría, no se ingiere nada que sume calorías, pero eso no significa que no podamos tomar nada, por ejemplo, podemos incorporar café sin azúcar, infusiones, agua con rodajas de limón, caldos de verduras o de huesos, es importante estar bien hidratados, por ende, el agua es fundamental. Algunos estudios incorporan las bebidas light, pero no lo recomendamos.

Al principio, lo ideal es iniciarse cuando no te encuentres en un período de estrés. Y con respecto al miedo a sentir hambre, al cabo de los días tu cuerpo se acostumbra e incluso aumenta tu nivel de saciedad.

Tips para implementar el Ayuno intermitente

  1. Es importante romper el ayuno de modo saludable, es decir, consumir en las horas de alimentación preparaciones densas en nutrientes y saciantes: vegetales, frutas, fuentes de proteína de calidad y grasas saludables, contenidas por ejemplo en el aove y frutos secos. Un ejemplo saludable para romper el ayuno de 16/8 horas puede ser un plato con una buena fuente de proteína, (carne o pescado) con una porción adecuada de verduras de variados colores y acompañar con aceite de oliva crudo para aliñar.
  2. Los alimentos ultraprocesados podrían hacerte perder los beneficios asociados al del ayuno. Te recomendamos evitarlos.
  3. No obsesionarte con las horas, aprender a escuchar las señales del cuerpo y adelantar la primera comida si algún día lo necesitas, y usar además el ayuno como recursos para momentos en los que no tengas a tu alcance alimentos saludables, como un viaje largo.
  4. Complementar este estilo de vida con actividad física, según la OMS (Organización mundial de la salud) se recomienda en adultos, realizar como mínimo 150 minutos semanales de ejercicios con una intensidad moderada. De nada sirve esta práctica si eres una persona sedentaria.
  5. Realiza entrenamiento de fuerza de calidad, sabemos a día de hoy, que entre sus beneficios de salud se encuentran algunos asociados al ayuno, en los cuales, siempre gana el ejercicio.


Adaptado del trabajo de Francisca Ramírez Larraín, mi alumna del Máster de nutrición VIU.

Dietista-nutricionista en prácticas en el equipo Nutrición con Q

Podría interesarte...

Guía práctica para la alimentación del deportista: la comida central del día

Entrenando mejoramos el rendimiento y ayudamos a una mejora de la composición corporal, siendo la…
Flecha verde

¿Quieres contarme algo o contactar conmigo para una entrevista o colaboración?